7 motivos para formar parte de la Junta de Gobierno de un Colegio Profesional

Descarrega l’article en versió pdf

Cuando de pequeña (y ya no tan pequeña) me preguntaban qué quería ser de mayor, nunca me imaginé formando parte de la Junta de Gobierno de un Colegio Profesional.

Creo que ésta es una vocación que se descubre en el camino, y que casi siempre es inesperada y llega de manera casual.

En mi caso, fue una gran sorpresa que en el año 2013 Alicia Sellés, que en aquel entonces se presentaba como candidata a nueva presidenta del Col·legi Oficial de Bibliotecaris i Documentalistes de la Comunitat Valenciana (COBDCV), me llamara para proponerme que formara parte de su equipo.

Alicia y yo solo habíamos coincidido un par de veces y no habíamos intercambiado más que un par de palabras, así que para mí fue un honor que se acordara de mí. Yo estaba entonces muy ocupada y vivía en Castellón, así que pensé que sería difícil participar en un Colegio que tenía su sede en Valencia y compaginar esta actividad con todas las demás, y tuve mis dudas. Yo tenía entonces 34 años y vivía en una ciudad de poca actividad profesional en este sector, así que pensé que era una oportunidad que no podía rechazar. En aquel momento, le dije que casi siempre me conectaría por Skype. Nada que ver con lo que sucedió después, cuando descubrí lo estimulante que era rodearme de gente tan competente a nivel profesional y tan agradable a nivel personal. Fueron años de viajes en coche para realizar reuniones de hasta 5 horas después de la jornada habitual de trabajo. Agotador, pero la verdad: lo hacía con gusto.

Tras pasar 3 años de Junta, Alicia volvió a presentarse para presidenta y seguí formando parte de su equipo. Algunos compañeros se fueron y otros llegaron, pero muchos otros continuamos y fueron 3 años más de incesantes proyectos e igual buen ambiente de trabajo.

Siempre pensé que cuando Alicia finalizara su andadura yo acabaría también. Toda etapa tiene su fin y hay que renovar y dar paso a gente nueva. Pero la IFLA recomienda que las Juntas de Gobierno se renueven por partes para asegurar la continuidad y buen funcionamiento de los colegios profesionales, así que Amparo Pons, la recién proclamada Presidenta del COBDCV, pensó en mí para ocupar la vicepresidencia.

Y aquí estoy ahora, en esta nueva etapa, que esta vez sí que será la última (con estos tres años llegaré al límite marcado por los Estatutos), para servir a este colectivo profesional de bibliotecarios y documentalistas. Con cierta nostalgia por los que se van, porque, aunque una ya sabe que estas cosas tienen su fin, da mucha pena dejar de compartir ratos y conocimientos con compañeros tan grandes que me han aportado tanto a todos los niveles.

Junta COBDCV

Como comentaba al principio, una nunca piensa en formar parte de una Junta de Gobierno de un colegio o asociación. Sin embargo, es necesario que existan, puesto que este tipo de entidades funcionan por la fuerza de sus miembros, y la cantidad de acciones que se realicen y de estrategias que se lleven a cabo dependen de la iniciativa de estas personas. Habitualmente el presupuesto es limitado, por lo que ya es una suerte contar con un empleado o dos que ejecuten todas las decisiones que se toman.

El debate sobre si son necesarios o no los colegios y asociaciones profesionales ya es otro cantar. En mi opinión, en el caso de los profesionales de la información, es muy necesario para visibilizar nuestra función, muchas veces tan desconocida, crear unión en un colectivo que muchas veces está disperso y defender los intereses del grupo. Recuerdo perfectamente la frase que nos decía Alicia cuando empezamos: “el Colegio es el lugar desde donde podemos hacer cosas por nuestra profesión”. Y tenía razón.

Hace unos años participé en un taller organizado por FESABID para el fortalecimiento de asociaciones, y allí muchos representantes de juntas de gobierno manifestaron su preocupación ante el relevo generacional y la dificultad de encontrar personas que formaran parte de las Juntas de Gobierno. No es tarea fácil, la verdad.

Y tras mis 6 años de experiencia, ahí van mis 7 motivos para formar parte de la Junta de Gobierno de un colegio o asociación profesional:

  1. La Junta de Gobierno es el lugar desde donde realizar acciones y llevar a cabo cambios en nuestra profesión (idea que me transmitió Alicia Sellés y que comparto).
  2. Sentirte parte de algo más grande. Como decía, en el caso de nuestra profesión, muchas veces estamos dispersos y nos sentimos solos. En mi caso, nunca he trabajado con un equipo de documentalistas sino más bien como la documentalista de un equipo de personas con otro perfil.
  3. Tener una visión amplia de la profesión. En las juntas de gobierno sueles encontrar personas con perfiles muy diferentes, lo que te permite aprender muchísimo sobre otros puntos de vista y ampliar horizontes.
  4. Aprender. La gestión también es un aprendizaje, y esta experiencia también aporta mucho a nivel profesional. Desde cómo llevar a cabo un proyecto, seleccionar personal, hacer un presupuesto, organizar unas jornadas, realizar una buena comunicación, etc.
  5. Hacer contactos. En este tipo de puestos acabas conociendo a mucha gente que de otra manera no conocerías, y con esto amplías tu círculo. A mí me gusta hacer networking, y un colegio o asociación sirve mucho para este fin.
  6. Satisfacción personal. Conlleva mucho trabajo, no os voy a engañar, pero el trabajo bien hecho finalmente genera una satisfacción. Si además este trabajo redunda en beneficio de toda una profesión, ¿quién no se sentiría bien?
  7. Aportar. En la línea del punto anterior, todos podemos aportar algo a la sociedad, y llevarlo a cabo es gratificante. Igual que otros son activistas de causas sociales o de partidos políticos, se puede decidir trabajar a favor de una profesión y aportar su granito de arena.

Ahora bien, para formar parte de una Junta, obviamente tienes que sentirte identificado con las ideas del equipo del que formas parte, compartir ilusiones, coordinarte bien para llevar a cabo proyectos… Si eso no es así, es difícil que te sientas a gusto para llevar a cabo tu tarea, y que finalmente no redunde en beneficio de los demás.

Solo añadir que, en contra de lo que muchos puedan pensar, tener este tipo de cargos no conlleva ninguna remuneración. Más bien al contrario, supone muchas veces un gasto económico y de tiempo que se lleva a cabo gracias a la motivación. Cada cual tendrá la suya, a mí lo que realmente me mueve es ayudar a los demás.

Y por último, recordaros que la última Junta de Gobierno se proclamó en la Asamblea, y que la Asamblea es el lugar de encuentro de todos los colegiados y el mejor lugar para conocernos todos.

Asamblea 2019

Cualquier persona es bienvenida a participar en la gestión del colegio, no solo en la Junta, sino en los Grupos de Trabajo y las Comisiones. Las ideas son bienvenidas, pero no nos quedemos solo en lo de “hay que hacer…”, “podríais hacer…”.

Únete y ayúdanos a hacer cosas. ¡Necesitamos la colaboración de todos los miembros!

Más información:

Autora: Paula Traver Vallés. Licenciada en Humanidades (UJI), licenciada en Documentación (UOC) y Máster en Sociedad de la Información y el Conocimiento (UOC). Profesional independiente del ámbito de las bibliotecas, documentación y gestión de contenidos digitales, con experiencia en bibliotecas especializadas en ciencias de la salud y en marcas dedicadas a la difusión del conocimiento y la investigación. Colaboradora docente en el Grado de Información y Documentación de la Universitat Oberta de Catalunya. Está vinculada a la Junta de Gobierno del COBDCV desde el año 2013, ocupando actualmente la Vicepresidencia.

Email: vicepresidencia@cobdcv.es

Share Button

No comments

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà


*