Bibliotecas en confinamiento: la experiencia de las bibliotecas de Paterna

(2021/01) Símile núm. 47, Símile 2ª època

Descarga el artículo en versión PDF

 

Con la llegada del nuevo año y con muchas esperanzas puestas en él, las bibliotecas públicas deben recuperar su razón de ser, su espacio dentro de la comunidad en la que se integran, un lugar para encontrar historias con las que soñar.

Queremos recuperar el día a día con los usuarios, que vuelvan a su biblioteca de barrio en busca del último título de moda o de su autor favorito de novela negra, que sea un lugar de encuentro, de diversión, de comunidad y de estudio.

¿Cómo mantuvimos el contacto?

Durante el confinamiento, la Concejalía de Bibliotecas y Museos de Paterna y el equipo de bibliotecarios organizamos una respuesta de atención al usuario para que tuviera servicio y pudiera seguir más que nunca en contacto con los libros en esta época tan complicada. Estas fueron las actividades:

Cuentacuentos a través de la web del Ayuntamiento de Paterna. Siempre celebramos la Semana del Libro con una amplia variedad de narradores en varios idiomas. Este año las familias pudieron disfrutar desde sus casas de las historias de El Ombligo y la Pelusa, Marta Pereira o Raquel Parrondo, que explicó algunos detalles de su libro Pompa y Pompe

Este tipo de propuestas suelen generar tanto interés que debemos limitar el aforo. Esperamos volver a ver a los niños en directo y aplaudiendo con sus caritas sonrientes sobre las sillitas pequeñas de colores.

Espanta la por

Otra de las citas imprescindibles entre los pequeños lectores es el ya tradicional Concurso de Marcapáginas Bibliotecas de Paterna. Cada año se invita a participar a los niños del municipio a través de las bibliotecas, los colegios y las redes sociales del Ayuntamiento. Es todo un éxito. Algunos niños presentan más de un dibujo y el nivel sube año tras año, por lo que a veces resulta difícil escoger un único ganador por edad. Es una excelente forma de premiar su creatividad y dinamizar el centro. Así, este año se decidió mantenerlo y realizarlo online. Los diseños se remitieron escaneados a una dirección de correo electrónico.

Hace poco uno de los ganadores visitó su biblioteca de cabecera y descubrió su dibujo ganador expuesto. Su carita de felicidad era impagable.

Es importante visibilizar el fondo local, que es lo que diferencia una biblioteca de otra.

Los autores del municipio también aportaron su granito de arena para fomentar la lectura. Destacaremos los vídeos de Alejandro Llabata, Mabel Fuertes o Cristina Valero, entre otros, y especialmente la creación de una nueva sección en la Cova Gran: Memoria Histórica Vicente Gabarda.

Durante todo ese tiempo respondimos muchas consultas de los usuarios vía correo electrónico o por teléfono. Llegamos a contabilizar hasta cien llamadas por día. Era muy frecuente la pregunta ¿Cuándo se abre la biblioteca?.

Se renovaron préstamos sobrepasados y aumentó notablemente el uso de e-Biblio Comunitat Valenciana. Se interesaban principalmente por su uso y formas de acceso. Como consecuencia de la situación actual, esta forma de lectura en pantalla ha ganado muchos adeptos, aunque muchos usuarios afirman que «prefieren el tacto y el olor del papel».

Realizamos diversos protocolos de actuación tanto de la desescalada como del manejo de materiales prestados durante la cuarentena para que cumplieran con todas las medidas de seguridad. Nos basamos en las recomendaciones de la Biblioteca Nacional y del Col·legi Oficial de Bibliotecaris i Documentalistes de la Comunitat Valenciana.

Empezamos a preparar la reapertura de las bibliotecas: gestionamos las próximas compras para tener las novedades editoriales y audiovisuales catalogadas parar el mes de septiembre, añadiendo algunas referencias sobre el centenario de Federico Fellini y Gianni Rodari.

El Club de Lectura se ha mantenido en todo momento, si bien ahora las sesiones son por videoconferencia.

Conclusiones

Aún no nos acostumbramos a visualizar todas las estanterías con cintas de plástico que indican que no se puede tocar ningún libro, que hay que pedirlo al bibliotecario. Cada pocos metros hay envases con gel hidroalcohólico. Desinfectamos el mobiliario constantemente. Nos esforzamos para ayudar a los lectores con nuestra experiencia porque conocemos en muchos casos sus preferencias, aunque todos tengamos ganas de volver a la normalidad.

Las bibliotecas siempre han sabido adaptarse a los cambios coyunturales, no solo con la llegada de las nuevas tecnologías o los nuevos formatos de catalogación, entre otros factores, ahora más que nunca son agentes sociales esenciales y vertebradores de la comunidad en la que se integran.

Reivindiquemos el papel esencial de la biblioteca pública como eje de transformación digital de sus fondos, de sus servicios y su relación con los usuarios, que en estos tiempos de pandemia se ha vuelto aún más cercana y humana.

Referencias:


Autora:

Fátima Doménech García

Fátima Doménech García. Soy Licenciada en Ciencias de la Información. Me dediqué durante muchos años a los medios de comunicación, incluso llegué a tener mi propia agencia.

Profesionalmente cambié de sector después de una beca en la Red de Bibliotecas Públicas de Paterna.

Progresivamente me fui formando en bibliotecas y actualmente cuanto con más de diez años de experiencia en Bibliotecas Públicas.

Además he sido docente de cursos de catalogación online y presencial en diversos centros, especialmente en Inqnable.

Share Button

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Fill out this field
Fill out this field
Introduïu una adreça electrònica vàlida.
You need to agree with the terms to proceed

*

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

Números anteriors

Si parles de nosaltres posa sempre el Hashtag:

Menú