Sección de Lectura Fácil en una biblioteca pública


Recomendaciones elaboradas por Mª Ángeles Gaudioso

Ubicación y señalización de la sección

Es necesario que las personas encuentren sin dificultad esta sección por sí mismas. Lógicamente elegiremos un espacio en la biblioteca próximo al mostrador de información para poder ayudarles si detectamos que necesitan nuestro apoyo pero manteniendo siempre la intención de facilitar la autonomía de las personas.

Dado el desconocimiento que todavía hay entre el público en general sobre lo que es la lectura fácil o la accesibilidad, es también una buena estrategia para que muchas personas lo descubran. Podemos aprovechar cualquier muestra de interés que veamos desde el mostrador de información para explicarles lo que es la lectura fácil e invitarles a utilizar estos materiales puesto que son para todas las personas, con o sin dificultades de lectura o de comprensión.

A continuación podéis ver el ejemplo de ubicación y señalización en la Biblioteca Pública Municipal de El Puig de Santa María (Valencia). Esta estantería ha sido una donación de Plena Inclusión Comunidad Valenciana.

También es interesante ubicar la sección de lectura fácil cerca de la de poesía o de los libros por materias, ya que en estas secciones encontramos muchos libros que pueden ser accesibles por el contenido, el tamaño de la letra y también por las fotografías o ilustraciones que hay en muchas ediciones de libros de conocimientos o informativos.

En esos casos, el expositor cedido por Plena Inclusión o cualquier otro expositor que podamos tener junto al mostrador de información nos servirá para dar a conocer la existencia de una colección accesible en nuestra biblioteca, fruto de la revisión del fondo bibliográfico que ya tenemos y de las nuevas adquisiciones que vayamos haciendo.

Podemos añadir un punto de lectura digital accesible, aprovechando un ordenador u otro dispositivo electrónico que se haya quedado obsoleto o que no pueda tener una conexión a internet. En el disco duro almacenaremos los libros en formato digital ya descargados.


La clasificación e identificación de la colección

Los propios materiales deben estar bien señalizados, identificándolos con algún logotipo, y puede hacerse de diferentes formas. Lo mínimo será poner una etiqueta en el lomo.

Podemos también hacer una clasificación mucho más exhaustiva y detallada, como por ejemplo es el caso de la Biblioteca Pública de Salamanca. Os recomiendo la lectura de este post de Felicidad Campal en Biblogtecarios

La clasificación de la Biblioteca Pública de Salamanca está realizada con ayuda de la Fundación Down y en resumen es la siguiente:

Lectura Fácil PARA SABER: libros en LF que tratan de distintas materias – historia, biografías, guías de viajes, cocina, autoayuda, legislación, economía, etc.

Lectura Fácil PARA SOÑAR: narrativa, poesía, teatro y cómic. Los libros de LECTURA FÁCIL PARA SOÑAR se han agrupado, a su vez en tres subgrupos, de acuerdo con los niveles de lectura existentes en Lectura fácil:

  • Nivel 1. BÁSICO. Libros de los niveles A1 y A2.
  • Nivel 2. INTERMEDIO. Libros de los niveles B1 y B2.
  • Nivel 3. AVANZADO. Libros de los niveles C1 y C2.

La signatura es LECTURA FÁCIL y las secciones y los niveles se indican en la signatura suplementaria y en el tejuelo. En los libros irán pegadas varias etiquetas/tejuelos: etiqueta de signatura con el logo Lectura fácil, etiqueta de signatura suplementaria (PARA SABER / PARA SOÑAR). Las etiquetas se colocan en el margen superior derecho de los documentos, una debajo de la otra, en el siguiente orden: LECTURA FÁCIL > PARA SOÑAR/PARA SABER > NIVEL.

La clasificación de la Biblioteca BASE, biblioteca Social y Educativa de Sinpromi es una clasificación intermedia, aunque también muy especializada:

  • Colección técnica. Monografías y manuales sobre accesibilidad, integración laboral, educación especial, intervención, ocio, psicología. Material didáctico.
  • Colección literaria. Literatura de ficción y ensayos, con la diversidad funcional como protagonista. Incluye sección infantil y juvenil.
  • Colección accesible. Libros con letra grande, pictogramas, lectura fácil, audiodescripción, lengua de signos, audiolibros, subtitulado para sordos.

Comenzar con una buena colección accesible

Por mi experiencia, en las bibliotecas públicas podemos comenzar por tener una buena colección accesible, dentro de la cual incorporaremos los libros en lectura fácil pero no la limitaremos a esos libros, incluyendo en ella los libros en letra grande, pictogramas y audiolibros, que pueden permanecer ubicados en su sección propia pero identificados con un logotipo común a toda la colección.

Para no confundir con el logotipo europeo de lectura fácil, mi recomendación es utilizar el logo creado en 2015 por la ONU, que resulta más integrador y que identifica el material accesible:

Bajo la concepción de generar un símbolo distintivo y sin estigmatizaciones, la Unidad de Diseño Gráfico del Departamento de Información Pública de la ONU en Nueva York creó este nuevo logo para su utilización mundial al cual se denominó “Símbolo de Accesibilidad”.

El alcance global de este logotipo se transporta por un círculo, con la figura simétrica orientada a representar una armonía entre los seres humanos en la sociedad. Esta figura humana universal con los brazos abiertos simboliza la inclusión para las personas de todos los niveles, en todas partes.

Ejemplo de colocación de los identificadores

El logotipo de Accesibilidad fue creado para su uso en productos de información pública impresos y electrónicos para crear conciencia acerca de los problemas relacionados con la discapacidad, y se puede utilizar para simbolizar productos, lugares y todo lo que es “para personas con discapacidad” o “accesible”.


Me despido compartiendo con vosotros el mensaje de Plena Inclusión ¡Yo quiero leer! Necesito libros en lectura fácil. Sólo nos falta hacer una cosa, ayudarles desde las bibliotecas para que dispongan de muchos libros.

Mª Ángeles Gaudioso

Deja un comentario